Retos del packaging en las bebidas no alcohólicas

Imagen

Las exportaciones en alimentación y bebidas en 2012 alcanzaron casi los 22.000 millones de euros, lo que supone un 26% del negocio del sector, que se sitúa en torno a los 83.000 millones de euros que representan el 7,6% del PIB: el primer sector industrial de la economía española.

Y para continuar con los datos, sepan los lectores que sólo las bebidas refrescantes, según ANFABRA, la Asociación de Bebidas Refrescantes, aporta a la economía más de 12.000 millones de euros. Hay razones más que suficientes, pues, para afirmar que el sector de las bebidas no alcohólicas tiene un papel clave en la activación del consumo. Es el de bebidas un sector dotado de gran dinamismo y flexibilidad, lo que le permite lanzar decenas de nuevos productos, formatos y sabores cada año. Es un sector capaz de satisfacer las demandas de todo tipo de consumidores, como prueban los lanzamientos que las marcas realizan de bebidas light o isotónicas, impulsados por los hábitos de vida saludables que demandan los consumidores. Cualquier marca de bebida que no ofrezca su versión light no despertará muchas simpatías en el consumidor actual.

Bebidas con o sin gas, bajas en calorías o con azúcar, para hostelería o para gran distribución, para tomar frías o naturales, para deportistas, etcétera. Todas estas variantes dan pie a multitud de formatos de envases y de diferentes materiales, todos y cada uno de ellos concebidos para crear la mejor experiencia de consumo, mucho más allá de la satisfacción que genera la propia bebida. Detrás de todo esto hay una gran competencia tecnológica y una I+D+i que es claramente palpable tan sólo con echarle un vistazo a cualquier lineal de un supermercado: las formas y los diseños están alcanzado la categoría, en algunos casos, de verdaderas obras de arte. Vidrio, metal, plástico (sobre todo PET) y cartón encuentran en la bebida el campo ideal para su lucimiento, para conseguir el objetivo de motivar al cliente a la compra a través de los estímulos emocionales que la marca, con toda su I+D+i personificada en el envase, le puede transmitir en los escasos segundos de atención que le dedicará…

El dossier de mercado de este mes, dedicado a las bebidas no alcohólicas, tratará de arrojar algo de luz sobre los retos a los que se enfrentan los fabricantes de bebidas y las soluciones que encuentran en el campo del packaging para aportar valor a su negocio. La legendaria botella de Granini, que a buen seguro todos los lectores guardan en su memoria, será protagonista destacada de este especial.

Aprovecho también este espacio para destacar la celebración del XV Congreso Nacional de Fabricantes de Etiquetas en Continuo (ANFEC), entre los días 9 y 12 de mayo en Bilbao. Se trata de un evento anual de referencia para conocer las tendencias y las innovadoras soluciones que es capaz de ofrecer una industria tan indispensable y hermanada con el packaging como la de la etiqueta. INFOPACK no faltará a la cita.

Javier Romero, fundador de la revista Infopack

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: