¿Vas a ir a Hispack?

Hispack_infopack

Se respira en el ambiente que algo está a punto de suceder en la industria del packaging de este país. “¿Vas a ir a Hispack?” es quizás una de las preguntas más repetidas entre los profesionales con los que tengo la oportunidad de departir en los diversos foros a los que mi actividad profesional me lleva. Efectivamente, encaramos la recta final hacia Hispack 2015, el mayor evento ferial para el sector del envase y embalaje en el sur de Europa (21-24 de abril, Barcelona).

Hispack, por añadidura, llega en el momento justo, pues la economía está dando señales de una verdadera -aunque no tan vigorosa como todos desearíamos- recuperación. Al tradicional dinamismo y capacidad innovadora del sector hay que sumar, pues, una buena dosis de optimismo que hace tiempo no veíamos entre las empresas que conforman la industria del packaging.

Todo ello, junto con los contenidos en mi opinión tan acertados que está preparando Fira de Barcelona (TrendPack Area o Premiumpack) para reorientar el salón hacia la demanda, es decir, hacia aquello que realmente les puede interesar a las marcas, hace presagiar un Hispack más que interesante y excitante. A la vista de todas las actividades y espacios novedosos que hay previstos, verdaderamente suscribo uno de los lemas de esta edición: “Hispack 2015, el viaje entre producto, marca y consumidor”.

Tiempo tendremos de incidir en nuestra gran cita trienal. En el número que nos ocupa contamos con un gigante de la distribución global, Unilever, para hablarnos sobre su packaging. Es nuestro tema de portada. Es la multinacional británico-holandesa una organización preocupada como pocas otras por el medio ambiente; por ello, todas sus acciones en el ámbito del packaging están encaminadas a contribuir a un mundo más “verde”. Aplaudimos y animamos al sector a sumarse a la elevada vocación medioambiental de Unilever, máxime cuando vemos que la sostenibilidad de los envases es uno de los puntos que el consumidor está empezando a tener en cuenta a la hora de elegir sus marcas.

El uso cada vez más frecuente de bioplásticos en el packaging no es sino un reflejo de esta tendencia. Las aplicaciones con plásticos biodegradables merodean cada día más en los lineales de venta y han llegado para quedarse. Las marcas que quieran competir en la batalla por el consumidor saben que deben entrar en este mundo. Es cuestión de tiempo que la I+D encuentre el modo de abaratar costes y producir materiales biodegradables competitivos y comparables en prestaciones a los materiales plásticos convencionales. En nuestro dossier de este número analizamos el tema en profundidad.

Me gustaría también destacar en esta tribuna mensual la fortaleza de la automatización y robótica en aplicaciones relacionadas con el packaging. Nuestra industria es percibida como uno de los sectores estratégicos para crecer, pues las necesidades de automatización son cada vez mayores en las líneas de producción y envasado de alimentación, bebidas, cosméticos, farmacia, bienes de consumo, etcétera. Automatizar estos procesos puede suponer una ventaja competitiva muy importante, lo que no es poco en el entorno económico actual. Además, las pymes también pueden acceder a robots hoy en día, algo impensable hace pocos años. ¡Ponga un robot en su línea!

Javier Romero

Fundador de Infopack

@RevistaInfopack

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: