Adaptar los productos a los nuevos tiempos y necesidades

De entre todos los sistemas y/o elementos de envase y embalaje, almacenaje o transporte que se pueden encontrar en el vasto universo del packaging, pocos hay hoy en día tan desprestigiados como la bolsa de plástico de la compra. Nadie duda de su utilidad y practicidad, pero la -feliz- concienciación medioambiental de empresas fabricantes de bolsas, consumidores, cadenas de distribución y Administración, que impulsa una legislación cada vez más restrictiva para este tipo de productos, está moviendo a la industria bolsera a la búsqueda de alternativas tanto o más resistentes y funcionales y, sobre todo, más sostenibles, que la bolsa de plástico ligera.

bolsa_editorial_blog

 

En su momento, hace ya algunos años, se generó una gran polémica por la obligatoriedad de hacer pagar al cliente por el uso de este tipo de bolsas en sus compras en los supermercados y grandes superficies. No faltan las voces discordantes con esta medida, que hablan de una gran hipocresía por parte de los poderes públicos y asociaciones sectoriales, pues la producción de bolsas de papel, la alternativa más ponderada, también tiene costes ambientales que no conviene despreciar.

Lo cierto es que el consumidor, en general, identifica la bolsa de plástico con contaminación y papel con ecología. Un bosque bien gestionado vende más que el derivado del petróleo. Y esta sensación, que se traslada a toda la cadena de suministro, es el motor de la industria de la bolsa española y europea.

No nos corresponde a nosotros opinar o manifestarnos a favor o en contra de ninguna materia prima o material de envase. Para ayudar al lector a entender en qué punto estamos, ofrecemos un completo dossier dedicado a la “Bolsa en el punto de venta”, en el que expertos procedentes de diferentes puntos de la cadena de suministro ofrecen sus valiosos puntos de vista, experiencia y las soluciones más innovadoras. Sí que nos gustaría hacer constar que las simplificaciones -y demonizar al plástico sin duda lo es- sólo sirven para alejar el foco de la capacidad innovadora y de adaptación del sector, que ha sabido ofrecer soluciones como bolsas biodegradables y compostables, o bolsas de fibra natural, además de las de papel.

Cambiando de tema, en este número tenemos el lujo y la satisfacción de contar con Procter & Gamble en nuestras páginas. Sylvia Cabrera, directora de comunicación de P&G para el Sur de Europa, a quien dedicamos la portada, ofrece a nuestros lectores una reflexión sobre la importancia que tiene el packaging para la compañía estadounidense especializada en productos cosméticos, higiene y cuidado del hogar. Gillette, Dodot, H&S, Olay, Pantene, Ariel, Don Limpio, Fairy, Evax, Ausonia… marcas globales que forman ya parte del imaginario colectivo, se asoman a nuestras páginas para mostrar su innovación en algo que va más allá del producto en sí mismo: en su imagen o, lo que es lo mismo, en su packaging. Sylvia Cabrera lo explica claramente en la entrevista: “Avanzamos para lograr productos que se adapten a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades, que den soluciones reales a problemas reales y, de esta manera, ayuden a mejorar el día a día a millones de personas en todo el mundo”. Pasen y lean.

Javier Romero

Fundador de Infopack

@RevistaInfopack

 

SI QUIERE LEER NUESTRO DOSSIER ESPECIAL SOBRE BOLSAS EN EL PUNTO DE VENTA, PUEDE HACERLO EN LA VERSIÓN ONLINE DE NUESTRA REVISTA IMPRESA. PUEDE SUSCRIBIRSE A NUESTRA REVISTA DIGITAL POR TAN SÓLO 50 € AL AÑO EN www.infopack.es

bolsa_editorial_blog_infopack

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: